jueves, 22 de marzo de 2012

Lectura: Ácido Sulfúrico

Buenos días a todos aquellos que venís dispuestos y dispuestas a saciar vuestra hambre de cultura. ¡Estáis en el lugar adecuado! Tanto como un cómodo sillón (nótese juego de palabras). Hoy vengo dispuesta a hablaros de una lectura, y como tal de la madre que la parió, Amélie Nothomb en este caso, que me ha dejado bastante impresionada. Allá vamos. ( Me he fijado en que el anterior post de lectura es, quizás, demasiado largo, o sea que voy a hacer este un poco más corto pues así es más ameno para esos que no estáis acostumbrados a leer). Sin ánimo de ofender, claro.

El libro en cuestión se llama Ácido Sulfúrico y es una crítica a la sociedad tan grande como la telaraña esa de la canción donde caben 3.000.000 de elefantes. En él, se ridiculiza a los programas televisivos degradantes. El argumento es muy sencillo, narra la convivencia de una chica llamada Pannonique en un nuevo reality show llamado Concentración. En este reality un equipo de televisión secuestra a los participantes directamente desde las calles de París y los trasladan en vagones hasta campos de concentración, como si  fueran judíos en la época nazi. Cuando llegan allí, los participantes se dan cuenta de la situación y se encuentran subordinados a unos kapos escogidos al azar que les humillan y maltratan. Todo vale, la única condición es que la audiencia sube, una audiencia que, llegados a un momento de alto apogeo del programa es invitada a participar, escogiendo quienes serán los que mueran esa semana en las duchas de gas.

Los dos personajes principales són Pannonique, que se convierte, por su fortaleza y rebeldía callada en el icono a seguir por los presos; y la Kapo Zdena, que es una chica que nunca ha conocido el amor ni el cariño o aprecio de nadie y que me recuerda, personalmente, a un gato callejero. En medio de la demencia de el concurso y las atrocidades que se producen, Zdena se enamora de Pannonique, lo que se convierte en un espectaculo televisivo. Zdena experimenta por primera vez el amor y aunque no es correspondido, intenta ayudar a Pannonique, pues esta consigue hacerle ver que, a veces, hacer lo correcto no es lo más fácil.

Para mí ha sido un gran libro, aunque no apto para lectores ocasionales, pues el desarrollo es muy rápido y el lenguaje y expresión, en ocasiones, confunde. Es una lectura muy atrevida, con gran controversia que trata con gran agresividad la hipocresía del mundo televisivo, en que el sufrimiento ajeno es fuente de regocijo y espectáculo.


No hay comentarios:

Curiosead, a lo mejor también os interesa: Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...